foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
peondecampo

Peondecampo

Facebook

ORIGEN E HISTORIA DEL CABALLO ÁRABE
arabe 01 Diferentes teorías han sido desarrolladas sobre el origen exacto de esta raza milenaria, pero la evidencia con que contamos, a la luz de la ciencia moderna, se encamina a afirmar que, "El lugar donde habitó en sus orígenes fue Arabia". Algunos autores sugieren que los límites donde habitó este Caballo del Desierto, fueron más amplios de lo que generalmente se supone, no obstante, existe un hecho importante que no da lugar a discusión: es una Raza Pura, conservada a través de los siglos por la sabia y aguda observación de los pueblos nómades que habitaban la Península Arábiga. Ellos fueron unos de los primeros que aplicaron el concepto de la cría y selección de animales en base a pedigrees, familias y corrientes de sangre. Buscaban entre otras cualidades, la pureza de origen y la resistencia y velocidad en las batallas; de esto dependía la seguridad y la vida del jinete que lo montaba. Existen grabados y esculturas representando caballos de la raza ARABE que datan de 2.000 años AC. Estas evidencias se encuentran tanto en los registros Orientales como Europeos. La totalidad de los factores históricos genealógicos, pictóricos y osteológicos, coinciden en probar fehacientemente que la raza ARABE es UNA RAZA FUNDADORA, no una subraza derivada. Es la raza más antigua de la que se tienen registros conocidos. El primer caballo de carrera fue ARABE. A raíz de guerras y conquistas, la raza se expandió por diversos países, contribuyendo por sus condiciones naturales y por su tremenda preponderancia hereditaria, a generar razas de cualidades específicas que respondieran al propósito que se buscaba. Tales como el Sangre Pura de Carrera, nuestro caballo Criollo y mejorando por cruzamientos: razas de silla, de tiro pesado y tiro liviano, etc.. "ES LA RAZA MEJORADORA POR EXCELENCIA, SU SANGRE SE ENCUENTRA EN 9/10 PARTES DE LOS YEGUARIZOS DEL MUNDO" (Ref: E. Solanet, "Hipotecnia")

HISTORIA DEL CABALLO ARABE EN LA ARGENTINA
La República Argentina es uno de los pocos países del mundo occidental donde su cría se inicia con planteles importados exclusivamente del desierto de Arabia, es decir de su hábitat original y, por añadidura, con el solo fin de continuar la crianza del Arabe Puro. En el año 1892 un argentino, Hernán Ayerza y su señora María Moreyra emprenden su primer viaje a Oriente, con el ya mencionado objetivo de importar y criar el Pura Sangre Arabe en nuestro país. En ese viaje compran en Constantinopla al semental GAILAN de familia Kehilan-Abejeh y en Damasco adquieren una yegua llamada MAANAQUI de la familia Seglawi-Managhiegh y al padrillo FREYAN, para don Leonardo Pereyra, quien demostraba también gran interés en la raza. En un segundo viaje, 1898, compra Ayerza a la famosa yegua HAYDEE de familia Seglawi-Kehileh; de esta yegua preñada en su país de origen nace una potranca de nombre MALEK. Otras yeguas importadas del desierto fueron: GELUE, KARIBAN, RICHA, DIYA. Estas dos últimas pertenecían a Sheikhs de la tribu de Roala, famosa por la pureza y calidad de sus caballos. Entre los padrillos importados de Oriente debemos mencionar a TATAR importado de Siria; DAKIK, hijo de DIYA e importado en útero; DAYMAN, HADI, MARUM, RICHAM, MASSAUD y FARHAM. Estas primeras importaciones, fueron seguidas por nuevas adquisiciones, efectuadas en el Continente Europeo. En tiempos más recientes, se han enriquecido las líneas de sangre con el ingreso al país de ejemplares provenientes del mundo entero.
CUALIDADES DEL CABALLO ARABE
arabe 02 Lo que más impresiona, a primera vista en un caballo Arabe, es su belleza, la armonía y el equilibrio de sus formas, que unidas a su temperamento y distinción, hacen de él la más elegante cabalgadura. El "Arabe", es un caballo versátil, veloz en su tipo, ágil, de mucho coraje, resistente, sumamente inteligente, brioso pero dócil, con un excelente andar, y de una gran afinidad con el ser humano. Ha sido seleccionado a través de los siglos, por estas cualidades. Su cruzamiento ha contribuido a la formación de razas con un fin específico y a mejorar otras ya existentes. Como consecuencia podemos decir que es : caballo deportivo, de trabajo, de carrera, generador y mejorador de razas. En cuanto a la alimentación, no difiere a la de otras razas equinas. La belleza de su cabeza, generalmente cóncava, sus ojos grandes y expresivos, ollares amplios y de paredes finas, su cuello arqueado, su lomo corto, su cola erguida y la plasticidad de sus movimientos lo definen como, "el caballo mas elegante".
MAS INFORMACION:http://www.aacca.com.ar/

MiriamTarot
Cursos Online